lunes, 2 de enero de 2012

El eterno presente, aquí, donde la nueva vida da luz

¿Realmente creemos esto del año nuevo? Posiblemente todos nosotros, los que escribimos este artículo, los que lo leen y la mayoría de la humanidad tenemos el sentimiento noble que en ese año que comienza todo se renovará, que nada de lo supuestamente negativo se repetirá en los 365 días por venir, pero vemos con desazón que todo se repite como si se tratara de un Deja Vu sistemático del que no podemos escapar.

No es pesimismo lo que expresamos, es una realidad, pero para descubrir una maravillosa verdad, ella se aloja en uno mismo, en nuestros corazones, en nuestras almas y hacia ellas (todas las almas) va dirigido este deseo esperanzador de “Nieto Ni Lo Otro…” porque en nosotros esta el camino transformador, no es un privilegio, es una responsabilidad pero aún así es una revelación prodigiosa.

Amarse a uno mismo es una tarea indispensable para poder transitar el camino del auto conocimiento que nos llevará a ese “entender” indivisible e irrefutable, el único que no caduca o extingue y que, por lo tanto, vive perenne en las profundidades de nuestra alma.

Cuando alcanzamos ha hacer del conocimiento de uno mismo un ejercicio como el de respirar, en nuestra vida comienzan ha suceder cambios profundos solo equiparables a un nuevo renacer, ¡sí! A nacer de nuevo a un mundo de verdaderas oportunidades. Y ese acontecimiento es el que les deseamos que experimenten per se para una Feliz Nueva Era, que es más que un Nuevo Año porque trasciende el tiempo de este plano en el que vivimos.

Ese camino nada tiene que ver con lo intelectual o con leer libros o llenarse de conocimiento, no nos referimos a la mente sino al sentir las cosas desde el corazón.

Es un proceso interior en el que la mente debe ser vaciada de todos los datos que nos dieron como verdadero (ellos fueron la simiente de nuestros prejuicios) y comenzar a activarnos, salir de la pasividad que implica el hecho de dar por cierto todo lo que nos dicen e iniciar el camino a través de nuestras sombras hasta llegar al tesoro que se halla en ese territorio olvidado que solo uno puede conquistar y al que ni las polillas, ni los gusanos pueden arribar.

Piensa por ti mismo, cuestiona la autoridad y confía en ti, en ese susurro confidente que te guía proveniente de las profundidades de tu alma. Por eso mismo nadie puede decirte que debes hacer o quien eres, cada uno tiene su propia verdad que le pertenece a uno y que debe ser descubierta por sí mismo, y cuando eso acontece, hemos comprendido vívidamente la capacidad de cambiar nuestras vidas, que el poder nace de nosotros, no de un profeta o profecía ni de nadie fuera de uno y mucho menos de un cambio en el calendario de un año al otro.
Tool – “Reflection” con subtitulo en español, una canción con una letra llena de luz

No hay comentarios.: